Home / transform  / Teatro Espiritual: integrando Kundalini Yoga para fomentar la transformación del individuo y de la comunidad.

Teatro Espiritual: integrando Kundalini Yoga para fomentar la transformación del individuo y de la comunidad.

(Read article in English) Dhanmeet Eirini Delaki fusiona el teatro espiritual el kundalini yoga y la percusión sagrada creando experiencias y actuaciones sagradas. Usa el término Teatro Espiritual, un término que mejor caracteriza su práctica

Sacred percussion workshop

(Read article in English) Dhanmeet Eirini Delaki fusiona el teatro espiritual el kundalini yoga y la percusión sagrada creando experiencias y actuaciones sagradas. Usa el término Teatro Espiritual, un término que mejor caracteriza su práctica expresando así el acto de canalizar la energía creativa como una acción de arte supremo. Ella ha estado trabajando en este concepto desde el 2006 y ha creado talleres, performance y obras teatrales en diferentes países incluyendo España, Inglaterra, Irlanda, Austria, India, Nepal, Grecia y su Creta natal. Su propuesta ha sido apoyada con entusiasmo por la Asociación Española de Kundalini Yoga, la Universidad de Valencia, el Hospital Universitario Manipal de Nepal, los proyectos internacionales de la Comisión Europea “ DiversiTO, Vienna, “Life is Theatre, we are Actors”, “Where the Rivers Meet”y varias asociaciones por el mundo. Creyendo en la relación intrínseca entre el espíritu y el arte y la profunda eficacia del Kundalini Yoga, ha creado el Festival de Yoga Kundalini y Arte desde el 2013 en Grecia y actualmente en España . Este festival anual pionero reúne mediadores y practicantes de todo el mundo para talleres, creación de comunidad y compartir ideas y experiencias las cuales emergen a través de la fusión entre artes como la música, el teatro, las artes visuales, la danza y el Yoga Kundalini.

 

 

 

Teatro Grecia

Taller de teatro espiritual en Grecia

 

 

 

 

El uso del Kundalini Yoga en la medicación del teatro

 

 

Aunque la experiencia teatral como la he vivido en varios países por mí misma desempeña un papel transformador, a veces me dejó con la falta de ese algo que hace vibrar la experiencia a nivel celular. Con esto quiero decir que el tema que recurría en mi mente y mi corazón era: ¿Qué llevaría a mi práctica teatral más allá de ideologías sociales y políticas con un enfoque en el individuo -no de una manera egocéntrica, sino como un ingrediente para la transformación personal y comunitaria, experimentada a un nivel profundo de existencia? La amalgamación del Kundalini Yoga, como la enseñó Yogi Bhajan, por una parte, y las diferentes técnicas de teatro, por otra, con un enfoque en las enseñanzas de Augusto Boal (Teatro del Oprimido), ha sido la respuesta a esa pregunta.
Mi objetivo es la implementación de técnicas de teatro como una herramienta práctica para la exploración de temas interpersonales y sociales como el racismo, las adicciones etc., pero también ideas más abstractas como la paz o el amor.

 

El papel de los participantes y del mediador

 

El 2008 empecé a trabajar en creaciones colectivas donde cada uno de los participantes está implicado orgánicamente ofreciendo piezas de inspiración que se unen para dar el resultado final: una acción colectiva guiada por la facilitadora que adquiere el papel de entonadora del grupo. La facilitadora no es una directora de escena según el significado convencional de la palabra. Da la orientación necesaria para que el grupo descubra y exprese su potencial creativo sin imponer nada a nadie. Ella opta por la espontaneidad y la naturalidad. Así, ofrece al grupo el eje necesario alrededor del cual se mueve la creación.

 

Kundalini Yoga: El yoga de la conciencia

 

El Kundalini Yoga es una antigua práctica espiritual que en nuestro caso, se aplica como una incubadora introspectiva. Con esto quiero decir que el uso de diferentes componentes de este tipo de yoga, ayuda a los participantes a conocerse a nivel corporal, psíquico, mental y espiritual y prepararse para una experiencia teatral más orgánica. Este efecto se consigue a través de los kriyas. La palabra “kriya” en sánscrito significa “acción”. “Una secuencia de posturas, la respiración y el sonido se integran para permitir la manifestación de un estado particular”. Si por ejemplo, nuestra meta es desarrollar la capacidad de proyección y expansión del grupo, aplicamos un kriya diseñado para este propósito. En este caso podría ser el Nabhi kriya.

 

Un ingrediente básico de este proceso son las posturas (asanas). “La postura (asana) se utiliza para aislar los músculos específicos, para presurizar puntos concretos o áreas que actúan como desencadenantes de los reflejos con el fin de mejorar el rendimiento de las glándulas y órganos, y para reorientar el flujo o aumentar la circulación”.
Esa experiencia hace que nuestro sistema nervioso vibre y resulta en la eliminación de los bloqueos del cuerpo, y el cambio de patrones de pensamiento repetitivos y actitudes, que inhiben nuestra creatividad y expansión.

 

Respiración a respiración

 

Otro ingrediente esencial de este procedimiento es la respiración, que es una parte integral de las asanas y la meditación. Los movimientos respiratorios están conectados al movimiento de todas las emociones y pensamientos. De hecho, controlando la respiración a través de técnicas específicas, canalizamos nuestras emociones y pensamientos de tal manera que la tensión causada por el estrés emocional se libera, los órganos vitales se oxigenan, nuestra gama de creatividad se expande, la concentración se desarrolla y diferentes estados de ánimo se posicionan bajo un espectro consiente para ser transformados. Además, a medida que el sonido se transmite a través de la respiración, nuestra proyección de voz se vuelve más directa y clara y junto con la meditación con mantra se desarrolla una amplia gama de sonidos y ritmos.

 

“Se considera que la mente es la conexión entre cuerpo y conciencia. Son los hábitos de la mente los que nos atan a los apegos ya la dualidad y por lo tanto al sufrimiento.”
(Yogui Bhajan 2006).

 

Vivir la vida y experimentar el teatro a través de un estado meditativo, implica aplicar el arte de romper los hábitos tóxicos con el fin de purificar la mente y vivir / crear intuitivamente y sin problemas.
La meditación facilita este proceso mediante la quietud y el mantra. La quietud que el cuerpo experimenta durante la meditación, obliga a nuestra energía a no dispersarse. Así, prestamos atención a los bloqueos corporales cuyos síntomas son reflejos de bloqueos psicológicos. Reconociendo estos bloques, con el tiempo y la práctica, aprendemos a no identificarnos con ellos, y eso constituye el primer paso hacia una actitud más intuitiva y expansiva.

 

El poder del mantra

 

El uso de mantras aumenta esta actitud: Los mantras son palabras o frases, que se recitan en voz alta o internamente, de forma rítmica y repetitiva como una forma de alcanzar un estado meditativo. Son vibraciones pulsantes en nuestro cuerpo y causan profundos cambios en el nivel de nuestro sistema celular. Por ejemplo, vibrando el mantra “”sa re sa sa, sa re sa sa, sa re sa sa sa rang / harare har har, harare har har harare har har har ang” , hay una presión ejercida por la lengua en el paladar y gracias a esta presión se activa, nuestra glándula pituitaria que es responsable de la intuición y la creatividad.

 

Más allá de las limitaciones personales hacia una creación colectiva

 

Los beneficios de la meditación aplicada en el proceso teatral se pueden resumir en claridad mental, relajación, liberación de bloqueos, capacidad de enfocar nuestra energía y proyectar nuestros sentimientos, capacidad de estar presentes en el aquí y ahora, proyección clara y precisa de nuestra voz y energía, producción orgánica de diferentes sonidos.

Una vez que el participante domina un kriya, es decir, un conjunto de asanas, respiración y sonido (mantra), adquiere fuerza física y emocional y desarrolla la habilidad para completar tareas. Para completar un kriya se requiere un esfuerzo bastante arduo; de hecho, es un reto que nos hace enfrentarnos a nuestros límites, resistencias y, en consecuencia, a nuestro ego. Una vez terminada esta tarea, el participante puede estar inmerso en la experiencia teatral, no a través de un enfoque egocéntrico, sino a través de la apertura a lo que el grupo como un todo genera y, por lo tanto, una creación colectiva puede ser generada más fácilmente. El grupo entra en un estado de flujo espontáneo sincronizado, un estado que lo lleva a una experiencia más profunda y sutil de su propio ser. En este punto, los juegos de teatro y ejercicios vienen a completar el proceso realizado a través de kundalini yoga. El propósito es la aplicación de técnicas teatrales como una herramienta práctica para la exploración de temas interpersonales y sociales, como racismo, adicciones, etc., pero también ideas más abstractas como la paz o el amor.

 

Los participantes y la resolución de conflictos

 

Los participantes, en muchos casos, no son actores profesionales. Son grupos bajo un denominador común que buscan una resolución interna o externa del conflicto que afecta a una o más facetas de sus vidas. Por lo tanto, pueden ser grupos de drogadictos, personas maltratadas, adolescentes, etc. También son participantes que quieren expresar artísticamente ideas abstractas como la paz o el amor, explorar su potencial creativo, expresarse a través del teatro y disfrutar. Durante los talleres uso juegos y ejercicios relacionados con el desarrollo de los cinco sentidos, de manera aleatoria, de acuerdo a las necesidades de los participantes.

 

Su propósito es afilar los cinco sentidos, anclar a los participantes al aquí y ahora y prepararlos para una creación colectiva a través de su sexto sentido, una obra / actuación intuitiva y espontánea. Esta creación está relacionada con el mensaje que quieren transmitir y su proyección de la manera más concreta y directa posible.

 

Los participantes deciden cómo representar las diferentes escenas de una manera concreta con la ayuda de la mediadora. Por ejemplo, en un taller en Grecia en 2009, explorando la feminidad, las participantes crearon escenas relacionadas con el conflicto de los sexos y el tema de la igualdad: un hombre que da órdenes a una mujer, o lo contrario.
Cada escena se aborda de una manera que busca la esencia del conflicto representado para transformarlo. Si es necesario, las escenas se ensayan una y otra vez hasta que los participantes se alejen de la situación representada, que puede haber sido parte de sus vidas y afectarlos emocionalmente, logrando un efecto similar al de la meditación; Así, no sólo enfrentan el conflicto de manera efectiva, sino que también están preparados para vivir una experiencia artística más satisfactoria en el sentido de poder observarse en acción, ya que no se identifican con pensamientos y sentimientos tóxicos generados por el conflicto representado.

 

He aplicado la propuesta del Teatro Espiritual, en diferentes contextos culturales. He aquí dos ejemplos:

 

El proyecto en Pokhara – Nepal

 

Durante el verano de 2008 desarrollé un proyecto de teatro espiritual en Pokhara, Nepal. Trabajé con algunos niños de Annapurna Self Sustaining Orphan Home. Nuestro objetivo era crear una obra sobre las consecuencias del sistema de salud de Nepal; un sistema que hace caso omiso de las personas de las castas inferiores a tal grado que les priva incluso de los medicamentos básicos como el paracetamol o la aspirina.

 

Pertenecer a las castas inferiores en los países asiáticos significa que uno no es sólo un miembro de una clase social más baja, sino también que debe ser ignorado por otros, porque su pobreza ha sido causada por haber hecho algo negativo en su vida anterior. Así, la religión y el sentimiento de culpabilidad están profundamente arraigados en la vida de aquellas castas.
Los participantes del taller eran niños de 8 a 12 años de edad, que terminaron en el orfanato por diferentes razones: algunos porque sus padres estaban infectados por el VIH (virus del SIDA), otros porque eran hijos de padres pertenecientes a castas diferentes -es generalmente inaceptable mezclar alto con castas bajas – y otros porque sus padres habían sido víctimas de asesinatos políticos.
Conectando con la naturaleza y el cuerpo

 

Siguiendo el procedimiento descrito, es decir, usando técnicas de yoga Kundalini y de teatro, trabajamos durante dos meses creando una obra improvisada que terminó teniendo el título “El grabado en el árbol”. La relación de las personas con la naturaleza en el Oriente está mucho más cerca que en Occidente; la gente está acostumbrada a hacer sus actividades diarias más al aire libre que en lugares cerrados. De hecho, los talleres se llevaron a cabo en el patio del orfanato y en el interior y en las orillas del río que se encuentra cerca. El paisaje fluvial fue particularmente útil durante la fase preparatoria antes de la obra, ya que la naturaleza fomenta la relajación y ayuda a establecer un contacto más profundo con nuestra creatividad. Durante las prácticas de kundalini yoga, los participantes respondieron a los ejercicios con facilidad. Ellos no tenían experiencia en este tipo de yoga, pero habían sido entrenados en diversas prácticas espirituales tales como hatha yoga y varios tipos de meditación, tanto hindú como budista.

 

También es cierto que en Asia las personas tienen en general una relación más directa con su cuerpo que en Occidente. Se caracterizan por una mayor corporeidad. Eso es así porque, desde una edad temprana, la mayor parte de la población está involucrada en prácticas espirituales que entrenan al cuerpo. Además, la música y el baile son una parte integral de su vida cotidiana. La gente allí canta y baila no sólo durante las ocasiones especiales, pero cada vez que necesitan expresar sus sentimientos, liberar la tensión, alabar a su dios, o simplemente divertirse. El ritmo es una característica que se manifiesta en todos los aspectos de su vida. Este hecho redujo la necesidad de muchos ejercicios de expresión corporal durante los talleres preparatorios.

 

Sin embargo, lo que resultó esencial fue el uso de un número considerable de ejercicios y juegos de coordinación. Durante ciertas sesiones era absolutamente necesario aplicar estos ejercicios para lograr la afinación del grupo que tendía a dispersarse; se creaba una atmósfera caótica que reflejaba la atmósfera de sus propias vidas y de la sociedad donde habían sido criados.

 

Expresando emociones

 

Durante la improvisación, los niños expresaron sus sentimientos con una facilidad sorprendente. La extraversión y el sentido de comunidad es otra característica clave de sociedades como Nepal. Las personas están generalmente abiertas a formas de expresión colectivas. Viven en grupos donde comparten sus penas, su arte, comida y apoyo mutuo. De hecho, los participantes no tuvieron dificultades para expresarse en grupo. Sin embargo, era necesario afinar su expresión a través del yoga y el teatro. A veces, la manifestación de sus sentimientos era tan repentina y agresiva que sus compañeros sufrieron el riesgo de violencia física y verbal. Los niños no eran conscientes de ese impulso ya que simplemente no sabían cómo canalizar la ira que sentían debido a sus experiencias de vida. El papel del teatro, en este caso, fue la transformación de ese impulso en espontaneidad, haciéndoles comprender que no tiene sentido ir en contra de nada ni de nadie.

 

Nuestra actuación “El Grabado en el Arbol”

 

El resultado de la facilitación durante esos dos meses de práctica fue “El grabado en el árbol”; una obra improvisada que narra la historia de un padre de casta baja que busca ayuda para sanar a su hijo enfermo. La obra reflejaba el impacto negativo del sistema sanitario de Nepal en las vidas de las personas pertenecientes a castas inferiores, como los niños del orfanato. También se invitó al público a ofrecer soluciones prácticas para esta situación injusta.
Durante la actuación se propusieron diferentes opciones, tanto de parte de los actores como de parte de la audiencia. La opción que surgió como resolución del problema fue la iniciativa individual. La obra se enriqueció con música étnica de diferentes países y una danza improvisada al final. El decorado fue sencillo, hecho por recursos existentes y los trajes fueron creados por los estudiantes y sus padres usando ropa reciclada.

 

Presentación e impacto social positivo

 

El trabajo fue presentado en el teatro de un internado y de una importante universidad de Nepal. La audiencia mostró un interés considerable en la obra y se abrió a la situación de los niños. Consistió principalmente en niños y adolescentes con sus padres, y profesionales de la medicina y terapia en general. Después de las presentaciones la audiencia donó material escolar, ropa de segunda mano otros artículos útiles para los niños y dinero. El hospital ofreció vacunas y chequeos gratuitos para los niños de manera estable, así como una donación hecha por sus empleados. Gracias a la donación, un curso de inglés fue pagado para los niños, una herramienta muy útil en países turísticos, como Nepal.
El teatro espiritual y el oeste

 

Un ejemplo nacido en el contexto occidental, es un proyecto de teatro espiritual con la ONG Ingenieros sin Fronteras en Valencia, España (http://www.upv.es/isf/frame_p). Los participantes eran estudiantes universitarios. Provenían de diferentes partes de España y tenían entre 20 y 25 años. El proyecto se llevó a cabo durante el año académico 2009-2010 bajo el tema de la crisis mundial del agua. El resultado del proceso fue una actuación con el título “Con el agua al cuello”.

 

Actitudes y necesidades occidentales

 

Un aspecto del grupo, que fue bastante sorprendente en relación con su edad, era la rigidez observada durante los ejercicios de entrenamiento físico en la mayoría de los participantes. Los signos de una vida sedentaria y los bloqueos psicológicos eran evidentes. En la mayoría de los casos los bloques se debían a la dificultad de comunicarse con los demás; un problema de nuestras sociedades occidentales es el individualismo.

 

La aplicación del yoga en algunos casos fue tratada con apertura y curiosidad. Era una nueva manera para que los estudiantes experimentaran y se comprendieran a sí mismos. De hecho, algunos ya habían sido enseñados yoga o probado prácticas espirituales. Sin embargo, en algunos otros casos se recibió con escepticismo. Precisamente porque era algo completamente nuevo que obligaba al cuerpo ya la mente a adoptar una actitud inusual que no es habitual en nuestra vida moderna, se produjo un sentimiento de incomodidad que eventualmente se disolvió después de un cierto tiempo de práctica dando lugar a una actuación muy disfrutada.

 

Mientras en Nepal el desafío era canalizar y controlar las emociones una vez que se manifestaron, en España fue ayudarlas a que se manifiesten. Los juegos de teatro fueron una respuesta a este desafío. Una vez que las emociones fueron liberadas, era bastante fácil comunicarse naturalmente, empezar a improvisar, y trabajar en la construcción de las escenas de lo que iba a ser nuestra actuación.
Crisis mundial del agua: teoría y acción

 

Junto con el trabajo práctico, es decir, la formación, también desarrollamos el trabajo teórico. Fue una investigación colectiva sobre la crisis mundial del agua. Al estudiar la información, la adaptamos a las escenas para dar nuestro punto de vista sobre este tema de la manera más concisa y concreta posible. Durante la investigación, los participantes mostraron capacidad organizativa e interés por conocer más sobre la crisis del agua no sólo en España sino también en todo el mundo. Al mismo tiempo, estudiamos el agua como un elemento esencial para la vida y la felicidad, en el sentido de ser un recurso natural que también inspira, relaja y tiene una dimensión espiritual.

 

Presentación e impacto social

 

La actuación fue sobre un viaje entre pasado y presente sobre el uso del agua como recurso a través de algunos momentos de la vida de una familia y un viejo agricultor. El espectáculo fue creado y presentado a través de técnicas del teatro imagen utilizando únicamente sonidos que expresaban el estado de los protagonistas. Los sonidos fueron emitidos por los propios estudiantes o fueron compuestos y reproducidos electrónicamente por un participante como una banda sonora. El decorado en este caso, como en Nepal, era sencillo y hecho de materiales reciclables, así como los trajes.
La actuación fue representada en la Universidad Politécnica y en la Feria Alternativa de Valencia. La audiencia estaba compuesta por estudiantes universitarios y empleados del politécnico en el primer caso, y en el segundo por personas de diversas edades y profesiones.
Después del performance, se crearon grupos de debate sobre el tema de la crisis del agua, una iniciativa que se expandió en España oriental y central, creando sesiones de sensibilización de forma interactiva a través del Kundalini Yoga y el Teatro Espiritual.

 

Reflexiones

 

Tanto en el caso de los niños de Pokhara como en el caso de los estudiantes universitarios de Valencia, el Teatro Espiritual ha desempeñado un papel de transformación y sensibilización. Los participantes del taller iniciaron un proceso de autoconocimiento y conocimiento del mundo que nos rodea. Ganaron experiencia sobre cómo actuar, siendo agentes del cambio social, y conocimiento, que no es simplemente una forma de crear arte; es una forma de crear vida, una forma de despertar.

 

BIBLIOGRAFÍA
1. Bhajan, Yogi (2006): El Maestro de la Era de Acuario, Capacitación Internacional de de maestros de kundalini yoga, Santa Cruz, Kundalini Research Institute.
2. Boal Augusto (2001) , Juegos para Actores y no Actores, Alba Editorial, Barcelona

 

matrix barcelona
“Creo que el teatro debe traer felicidad, que nos ayude a entender nuestro tiempo y nosotros mismos”. ~A. Boal

Dhanmeet Eirini Delaki
Desde una edad temprana me dediqué al arte y la espiritualidad, disciplinas que se convirtieron para mi vías de comunicar lo nuevo. Estudié literatura, arte dramático, kundalini yoga y percusión sagrada mediterránea. Fusiono estas disciplinas para crear performance, obras de teatro espiritual y talleres transformadores que tienen como objetivo restaurar trozos del alma colectivo para sanar y traer realización y dicha. He creado el Festival de Yoga Kundalini y Arte el 2013 que actualmente se celebra en Valencia-España . www.kundalinifest.org

eiriniteatro@gmail.com

Desde una edad temprana me dediqué al arte y la espiritualidad, disciplinas que se convirtieron para mi vías de comunicar lo nuevo. Estudié literatura, arte dramático, kundalini yoga y percusión sagrada mediterránea. Fusiono estas disciplinas para crear performance, obras de teatro espiritual y talleres transformadores que tienen como objetivo restaurar trozos del alma colectivo para sanar y traer realización y dicha. He creado el Festival de Yoga Kundalini y Arte el 2013 que actualmente se celebra en Valencia-España . www.kundalinifest.org

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT